cropped-ini_1.png

El concierto para delinquir se encuentra tipificado en el artículo 340 del Código Penal y señala:

Artículo 340. Concierto para delinquir. Cuando varias personas se concierten con el fin de cometer delitos, cada una de ellas será penada, por esa sola conducta, con prisión de tres (3) a seis (6) años.

La Corte Constitucional, en sentencia C-241 de 1997[1], lo define de la siguiente manera:

“El concierto para delinquir en términos generales se define como la celebración, por parte de dos o más personas de un convenio, de un pacto, cuya finalidad trasciende el mero acuerdo para la comisión de un determinado delito, se trata de la organización de dichas personas en una societas sceleris, con el objeto de asumir con proyección hacia el futuro la actividad delictiva como su negocio, como su empresa, la cual, valga aclararlo, dado su objeto ilícito se aparta de los postulados del artículo 333 de la Carta Política que la reivindica y protege; lo anterior significa que no existe acuerdo previo entre sus miembros sobre los delitos específicos que cometerán, como tampoco sobre el momento, el lugar o las personas o bienes que se afectarán, si sobre lo que será su actividad principal: delinquir”.

Luis Carlos Pérez señala que:

“La organización no es fruto de reglamentos ni de reparto disciplinado de actividades. Lo que reclama el tipo del concierto es por lo menos un rudimento de organización, sin el cual no se distinguen los objetivos propuestos. El propósito de concertarse, esto es, de ponerse de acuerdo para recorrer por ejemplo, determinado territorio, haciendo éstas o aquellas fechorías en el transcurso de una jornada, o en varias, es ya un despliegue punible. El fin aceptado previamente de quebrantar derechos o intereses jurídicos, separada o unificadamente, traduce la voluntad colectiva, realiza el concierto. Y esa voluntad colectiva, de dos o más personas, requiere ciertas formas especiales para manifestarse. Formas que representan alguna organización”.[2]

Vale la pena anotar que no es lo mismo organización criminal, que concierto para delinquir. La organización criminal, de acuerdo con la Unión Europea, se forma a partir de tres (3) personas, requiere una estructura jerarquizada, basta que se pretenda la realización de un solo delito, y la actuación delictiva debe ser trasnacional. En Colombia, basta con la existencia de una pareja criminal, no se requiere de una jerarquización, se requiere la voluntad de realizar varios delitos y la conducta puede desarrollarse solamente al interior del país[3].

[1] Magistrado Ponente: Fabio Morón Díaz.

[2] Véase PÉREZ Luis Carlos. Derecho Penal T. III. Editorial Temis, Bogotá, 1984. Pág. 471.

[3] Véase LÓPEZ SALEME, Jairo Antonio. El delito de concierto para delinquir. Universidad Católica de Colombia, Facultad de Derecho. Bogotá, 2013.

Anuncios